Filosofia de nuestra Agencia de Escorts

La exclusividad tiene un precio

Como he leído algún que otro comentario sobre los precios de mis amigas, voy a redactar un escrito sobre el concepto que amigasdesilvia.com quiere presentarte.

En primer lugar, no somos un “piso de relax”, ni lo seremos nunca. No es una Opción B por si nuestra Opción A no funciona. No queremos ofrecerte eso.

No queremos ser un grupo de chicas todo el día en un piso sin hacer nada más que esperar por si viene un cliente, todas tiradas en el sofá viendo la tele o leyendo revistas. No.

Quiero que todas mis amigas tengan una meta diferente a ser Escort. Quiero que vean el ser Escort como una opción para aumentar sus ingresos y que, además, les guste y lo disfruten. Quiero que estudien, que se formen, que tengan una profesión, que si un día están desanimadas, alícaidas o simplemente si no les apetece, que no trabajen.

Porque si una de mis amigas no tiene ganas de trabajar por X motivo, ¿para qué voy a organizarle una cita? ¿Cuál sería el resultado? Un desastre, para ella, que no quería trabajar y ha acudido a la cita sin aliciente alguno, y para el cliente, que muy posiblemente no vuelva.

Si todas estuvieramos en un piso, donde la tarifa fuera estándar como las de otros pisos, tendríamos que trabajar más y sí, claro que ganaríamos más dinero, pero ya no sería lo mismo.Adiós a la cierta exclusividad de unas pocas citas, donde te arreglas y das siempre lo mejor de ti misma. Adiós a esa excitación previa antes de un primer encuentro. Adiós a toda esa motivación. Simplemente… sería un encuentro más, a lo largo de un día interminable en un piso, un fast-fuck como otro cualquiera, ¿para qué voy a implicarme?

¡¡¡¡¡¡¡NADA DE ESO!!!!!!!!

La meta es que cada una de nosotras lo haga lo mejor que sabe siempre, absolutamente siempre, cada una en su estilo y con sus habilidades. Que se construya una cartera de clientes propia que estén deseando volver a verla. Porque saben que, durante el tiempo que estén con ellas, son sólo suyas, y nadie dará un golpe en la puerta para avisar de que se acaba el tiempo y nadie estará esperando “su turno” fuera.

Yo entiendo que el concepto que presentamos puede no ser apto para cualquier bolsillo, pero para eso hay tantas otras casas/pisos/clubes y con chicas guapas también y tan personalmente seleccionadas… ¿o no?